logo final

¡Comenzamos, comunidad científica!

logo final

La idea de aprender libre, a tu ritmo, con más entusiasmo que prisa o sin los retrasos obligatorios, fue un pensamiento utópico, nunca admitido y mucho menos permitido. Imaginen haber dicho cualquier día de escuela: me voy, desde este instante no estaré en ninguna escuela más, aprenderé libre, sin tanto de nada, para asimilar mucho de lo que sí me interesa.

Pero no sucedió, no se me ocurrió, ni a mis padres; no quiero pensar el alud de críticas gratis al que habrían hecho acreedores, y las preguntas ¿Pero cómo? ¿Por qué? ¿Y ahora? interminables, pero no fueron necesarias; estudié en escuela tras escuela por más de 20 años.

El ahora es distinto, tengo la oportunidad y la obligación de reflexionar ¿cómo aprenderán mis hijos? En familia hemos probado suficientes escuelas, si alguien decidiera que todavía le faltan intentar algunas opciones, adelante, no te detendría, la decisión te pertenece, sólo te pido que indagues a diario qué pasó en el salón de clases de tu hijo, conoce a sus maestros, coordinadores y demás autoridades dentro de la institución. Yo estaría muy interesado por saber con quién y cómo se relaciona mi pequeño en la escuela. De antemano la mejor de las suertes, si todo les va bien, están cómodos y son felices ¡magnífico! De lo contrario, bienvenido al club.

Si decides que el aprendizaje libre es para tus hijos ¡genial! buena decisión, adelante, a trabajar como locos. Te acuerdas de todo el esfuerzo de estar al pendiente de tu hijo en la escuela, bien ahora multiplícalo por diez, elévalo al cuadrado y ya lo tienes, de ese tamaño es tu tarea. Tranquilo, el esfuerzo es mucho más gratificante; los procesos, extraordinarios; y los resultados, increíbles.

A continuación viene la solución a todo, sencilla, directa e infalible. Lo único que requieres hacer es: permanecer atento.

No necesitas Doctorados en Pedagogía o ser un erudito en muchas áreas, lo que necesitas es conocer a tu hijo. ¿Cómo? La respuesta es intrínseca y única en cada caso. Escúchalo, no necesita más. Mientras escuchas, entérate qué lo entusiasma, a qué le gusta jugar, cuál es su parte favorita del juego, mejor aun distingue qué está aprendiendo mientras juega, qué habilidades está desarrollando. Si observas con atención la información es inmensa.

Si ya te sientes abrumado, te recuerdo que tengas calma, enfócate en el momento, vive el presente y date la oportunidad de disfrutar con tu hijo cada una de sus experiencias. Ve con sus pasos, no quieras adelantarlos y por favor no lo dilates. Llegaran procesos más desafiantes que otros, no importa “hace más el que quiere que el que puede”. Incluso cuando parezca misión imposible, recuerda algo importante no están solos, somos una buena cantidad de familias quienes andamos en las mismas aguas.

Existen disponibles muchos recursos para acompañar los procesos de nuestros niños, tomando en cuenta sus intereses, habilidades, características y gustos. Sabemos que algunos niños son musicales, a otros les encantan los deportes, están los artistas, entre tantos otros. Incluso están también los científicos. Cada niño tiene varios intereses, pero regularmente uno o dos predominan ante los demás. Esta página fue creada para acompañar a esos niños que desde ahora comienzan a inclinarse hacia la ciencia, hacia todo lo relacionado con tecnologías y fenómenos naturales. He escuchado algunas veces de mis hijos la frase de “cuando sea grande…” Siempre les comentó que no necesitan esperar para desarrollar algo que les interese. De alguna manera pueden realizar todo lo que emprendan, sin importar la edad.

Esta página es una opción para todos esos científicos que desde ya pueden investigar, experimentar y lo más importante compartir sus resultados y conclusiones. Esta herramienta está abierta para cualquier científico, sin importar el camino de enseñanza que sigan, si aprendes en casa, en escuela o en colegio; este sitio es para ti. Te invito a que descubras las secciones de esta página, en ella podrás encontrar información de algunos casos y experiencias familiares que nos han ayudado a comprender algunos conceptos, hemos desarrollados los temas desde una experiencia propia, sólo yendo a la parte teórica, a los puntos fundamentales o necesarios dependiendo del caso.

También encontrarás una sección para comentarnos tus temas de interés y posterior a su investigación sobre alguno de ellos, podrán publicar su trabajo en la sección de PAPERS; y de esta manera dar la oportunidad a la réplicas, y permitir el diálogo y la cooperación.

Gracias por leernos, ponemos a su disposición los diferentes medios de contacto o correo electrónico info@somoscientificos.org

Por Gilberto M.

 A través de SOMOScientíficos.org

Amamos la naturaleza (Inteligencia naturalista)

Amamos la naturaleza, nos encanta observar, recolectar, tocar, oler, correr entre árboles, escuchar a las aves, los sonidos de otros animales y del viento entre los árboles; encontramos algo que amamos en familia y sinceramente aún no conozco una persona a quien no le guste, pero no niego la posibilidad. Creo firmemente que al estar en contacto directo con la naturaleza, surgen oportunidades de aprendizaje y la posiblidad de desarrollar sus habilidades de investigación. Es mucho más probable que en un entorno natural, lleguen a formular preguntas y se comprometan a buscar sus respuestas. Podrían sólo comenzar por observar pero poco a poco hacer anotaciones e incluír allí sus observaciones, como cualquier científico lo hace. Registrar y organizar datos para después hacer sus interpretaciones y porqué no, al final de tanto investigar, observar y todo el proceso científico, presentar sus conclusiones, por escrito o en una presentación oral. Y en ese proceso final agregamos las habilidades de comunicación (hablar, leer, escribir, presentar, entre otras). Basicamente hemos hecho de una experiencia en contacto con la naturaleza, todo un conjunto de aprendizajes.
Como siempre digo, y me gusta repetirlo porque creo que es importante, las posibilidades son muchas.
Desde una caminata por un parque, hasta un paseo en el bosque o la playa, siempre encontrarán algo que les interese. Son curiosos y los verás siempre ansiosos por tocar y observar de cerca cuanta criatura, planta o roca se les presenta.
Un paseo junto al Río Missouri nos dió la posibilidad de aprender sobre los ríos:
-¿Cómo se forman?
-¿Qué tipo de vegetación los acompaña?
-¿Qué animales viven en él?
Investigamos sobre este en particular y se sorprendieron al encontrar que estaban paseando junto al río más largo de Estados Unidos; que aquí donde estabamos este río dividía dos estados y que sólo con cruzarlo estarían en el estado de Nebraska. Fué pretexto perfecto para hablar un poco sobre los ríos de nuestra tierra. En fín, aprovechamos todo lo que pudimos de la experiencia y aún no termina, porque, como he dicho antes puedes continuar aprendiendo de una experiencia, tomas las fotos y las sacas de vez en cuando para platicar al respecto, permites que la conversación avance y verás que llegarán a nuevos cuestionamientos y posibilidades de investigación.
Incluso en tu casa pueden surgir este tipo de posibilidades. Un día de lluvia, algo de agua acumulada en charcos. ¡A mojarse un poco! ¿Qué aprendemos? Desde cómo es que llueve (el ciclo del agua), hasta qué organismos viven en un charco y cómo es todo un ecosistema. ¿Cómo es que se crean esos círculos en el agua cada paso que doy? ¡Tanto que aprender de un simple charco de agua!                                          Las plantas y árboles que tienes en casa también pueden servirte. ¿Porqué aprender de un libro las partes de un árbol, de una planta o las de una flor si las tienes en casa? Mucho mejor es tener ese libro o la información al respecto y sentarte junto a un árbol, una planta o una flor para comparar las ilustraciones y la información.
Amamos la naturaleza porque la comprendermos, nos convertimos en parte de ella cuando nos relacionamos con ella. Valoramos sus características y cada ser que en ella vive porque los observamos de cerca, porque nos acompañan en nuestro caminar por esta vida. Si no tenemos contacto con ella ¿cómo es que se nos pide cuidar de ella?, sería completamente ilógico. Hay que saber sobre ella, vivir entre ella para amarla y respetarla.
En una de esas veces en las que no estamos buscando aprender algo, simplemente en un estacionamiento de hotel, guardando las maletas. Mi nena de sólo cuatro años me dió una lección hermosa. Se acercó a unos enormes pinos y me dijo: “Ven mami, te quiero enseñar algo”. Corrí detrás de ella lista para fotografiar lo que me mostraría. Me dice: “¿Vez este árbol?, mira aquí tiene como una mano y con mi cabello me conecto con él, como en la peli de Avatar, él árbol me habla y yo a él”.
 Quede fascinada a punto de llorar con lo que me decía y cómo es que había logrado comprender que somos parte de este planeta, que cada ser dentro de él es importante y tiene una función. Ellos logran entender lo que muchos adultos, sin importar cuanto lo intenten, no pueden. Este fué un momento en donde el fruto de lo que sembramos en su corazón era finalmente cosechado.
En una publicación anterior hablamos sobre el modelo de Howard Gardner sobre “inteligencias múltiples” y comenté que hablaríamos a profundidad sobre cada una de ellas para identificarlas en tus hijos y generar oportunidades de desarrollo basadas en esas diferencias que los hacen únicos.
Hoy dentro de todo lo anterior y en base a experiencias reales te he hablado sobre la inteligencia Naturalista. Para definirla mejor y no omitir nada, te comparto la definición oficial : “Es la capacidad de percibir las relaciones entre las especies y grupos de objetos y personas reconociendo las posibles diferencias o semejanzas entre ellos. Se especializa en identificar, observar y clasificar miembros de grupos o especies siendo el campo de observación el mundo natural”.
Observa a tus hijos, seguro tenemos muchos lectores naturalistas. No dudes en compartir con nosotros tus experiencias, nos encantaría publicar tus comentarios. Sabemos que cada familia aprende diferente, comparte con nosotros cómo es que abordan algunas temáticas. Siempre es bueno aprender de los demás.
Como siempre, gracias por leernos.
Zayda C.
 
ae076-lafoto3

Ciencias, una oportunidad más para jugar “El agua y sus estados”

Cuando un conocimiento nuevo llega a nuestros hijos es importante que nos aseguremos de que ese nuevo aprendizaje quede claro y que la información que se tiene sobre ello sea la correcta.
Mi hija de 8 años estaba investigando sobre el agua, su ciclo y sus estados físicos. Yo le hice preguntas básicas sobre el tema y parecía dominarlo. Le propuse hacer algo más, que pensara cómo podría demostrar que conocía sobre el tema sin que yo o alguien más le cuestionara al respecto.
Elle tomo unos minutos para pensar en ello y regreso conmigo con una idea que me asombró.
Le explicaría con fotografías en su iPad a algunos de sus juguetes cada uno de los estados del agua y su ciclo. Buscamos juntas algunas imágenes que pudieran ayudarle a explicar su tema y ella decidió a quiénes invitaría a su presentación.
Pasó un largo rato explicando de manera muy clara a sus juguetes sobre todo lo que había aprendido. Fue feliz haciéndolo, incluso sus hermanos se acercaron a escuchar su explicación.
A mi me pareció una experiencia maravillosa. Cuando los niños crecen en libertad sus ideas te sorprenden. Este ejercicio le ayudo a comprender lo que estaba investigando y poner en práctica sus habilidades verbales.
Ella quedó satisfecha con sus resultados, yo quedé asombrada de cuánto aprendió y de su creatividad.
Los niños tienen la capacidad de crear sus propias herramientas de aprendizaje, ellos logran obtener aprendizajes valiosos si están interesados en ello y si se les presentan las oportunidades de generar dichos aprendizajes, cuando sienten curiosidad respecto a algún tema en específico.
Recordemos que somos sus guías, ellos pueden aprender solos pero nos necesitan para acompañarles en ese proceso.
Son curiosos por naturaleza y aprenden por medio del juego. A nosotros, esto último, “aprenden por medio del juego”, nos parece equivocado, nos enseñaron que jugar era perder el tiempo y que aprender era aburrido. Que si te diviertes no estás aprendiendo, que hay momentos para jugar y otros para aprender. Todo un error.
Cambiemos primero nosotros, nuestra forma de ver el mundo de los niños, recordemos que ellos perciben todo de manera diferente a la nuestra, nuestro mundo de adultos no encaja en su fantástico mundo de niños. No estorbemos, seámos guías, acompañándolos en su desarrollo.
Que crezcan felices, curiosos, que jueguen.

Gracias por leernos.
Zayda C.

La Física (inercia) en nuestras vidas, oportunidades de aprendizaje en lo cotidiano

La Física (inercia) en nuestras vidas, oportunidades de aprendizaje en lo cotidiano

Como familia viajera, pasamos gran parte de nuestro tiempo en coche. Disfrutamos mucho de nuestros viajes y las largas horas entre carreteras y calles tienían que dar su fruto.
Es tan fácil perder de vista lo mucho que se puede aprender en cualquier momento, pero si estamos atentos pordemos encontrar nuevas formas de introducir a nuestros hijos a nuevos conocimientos.
Tan simple o tan complejo como se requiera.
En esta ocasión, se presentó la oportunidad de hablar sobre “inercia“, que en Wikipedia lo encuentras así: “En física, la inercia es la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo o movimiento, mientras la fuerza neta sea igual a cero, o la resistencia que opone la materia al modificar su estado de reposo o movimiento. Como consecuencia, un cuerpo conserva su estado de reposo o movimiento rectilíneo uniforme, si no hay una fuerza actuando sobre él.”
En cualquier escuela comenzarían por ésto o algún experimento simple para intentar que los niños comprendan este concepto.
¿Qué hicimos nosotros? ¿Cómo abordamos el tema?
 ¡¡¡Jugando!!!
Cuando la calle se presta, es decir cuando consideramos seguro hacerlo (calles solas, estacionamientos, etc) a mi esposo le gusta jugar con los niños moviendo el volante del coche para hacer que ellos sientan ese movimiento desde sus asientos, o frenar sin avisar (no muy fuerte) para que la parte superior de sus cuerpos se mueva hacia el frente y les dice “saluden”. A nuestros niños les encanta y le piden hacerlo cuantas veces sea posible. En una de estas ocasiones de juego, mi esposo, que es el experto en estos temas, les introdujo con una breve explicación sobre lo que sucede con sus cuerpos cuando jugamos así. Así que experimentaron varias veces lo que es inercia con sus cuerpos mientras reían.
Mi hijo mayor, ahora tiene 11 años, fue el más interesado en el tema y continuo haciendo preguntas y aportaciones al tema; incluso mencionó que esto lo hubiera aprendido en “una semana de colegio y hubiera tenido que escribirlo sin comprenderlo”.
Este fué el inicio de nuestra aventura por la Física, poco a como encontraremos momentos oportunos para introducirles a nuevos conceptos y utilizar sus formulas.
Les dejo un esquema que pudiera ayudarles a comprender y explicar a sus hijos con ayuda de esta experiencia (frenar cuando vamos en coche).
Las fuerzas F que apuntan en contra de la dirección del coche son la fricción, sin ella no podríamos caminar o el carro moverse.
Las D, son las distancias del centro de las llantas (donde el peso del carro está aplicado) hasta el centro de gravedad del vehiculo.
 
Las flechas rojas representan la fuerza de reacción de la superficie contra el peso del carro. Por eso la flecha de adelante es más grande, es dónde está el motor del carro y es dónde más peso hay.
Por eso la flecha que representa a la fricción (flecha negra que sale de las llantas en dirección opuesta al movimiento) es más grande en la llanta delantera.
Para el caso particular de este diagrama, muestra la fuerza en contra del movimiento (es decir la flecha con nombre mac) provocada por la multiplicación de la masa del carro “m” y la desaceleración “ac”
La fórmula es F = ma, fuerza igual a masa por aceleración

También se puede apreciar en el diagrama el peso (o fuerza que mantiene el carro en el piso) de carro, es decir, “mg” que significa la masa por la gravedad.

Esta última aportación es completamente del experto en el tema en casa.
Espero pueda ser de utilidad, recuerden que cualquier oportunidad es excelente pretexto para aprender. 
Gracias por leernos,